La Raza   >  Consejos de Aseo

CONSEJOS PARA CUIDAR A TU COTON DE TULÈAR

PRESENTACIÓN:

La raza Coton de Tulèar tiene su origen en Madagascar. Es una raza ideal como perro de compañía: son dinámicos y juguetones. Se adaptarán igual a vivir en el campo como a vivir en la ciudad. Poco ladrador, con una enorme capacidad de aprendizaje.

La raza se caracteriza por un pelo blanco, largo, suave y con tacto algodonoso, de ahí su nombre. Los cachorros pueden nacer completamente blancos y también blancos con manchas de color marrón y negro que irán desapareciendo conforme crezcan, de forma que, a la edad adulta serán blancos. En el estándar se aceptan trazas de esos colores en la edad adulta.

A los 12 meses habrán alcanzado su peso: de 3,5 a 6 Kg dependiendo del sexo, y a los 10 meses su tamaño de adultos: entre 22 y 30 cm.



CUIDADOS:

PELAJE: para tener un pelaje bonito y "algodonoso" es recomendable cepillar a su perro al menos 2 veces por semana, para arrancar los menos pelos posibles. Entre los 7 y los 12 meses el cachorro cambiará su pelo de bebé por el de adulto. Durante ese periodo será mucho más frecuente que aparezcan nudos. Para evitarlo, se deberá incrementar la frecuencia de cepillado a 3 (o 4, si fuera posible) veces en semana. El perro se puede bañar una vez cada 3-4 semanas. Siempre hay que cepillar y quitar todos los nudos antes de bañar al perro. Después del baño se deberá secar con secador y dar un último cepillado para dejar el pelo totalmente desenredado. Se deben utilizar productos específicos para perros. Es recomendable utilizar siempre un champú para cachorros ya que es más suave y limpia igual que el de adulto. También se puede usar champú específico para perros de pelo blanco, pero no abusar de ellos porque a la larga pueden quemar las puntas. Puede utilizarse crema suavizante después del lavado, pero sin abusar de ella ya que hará que el pelo se aplaste y dure menos tiempo con aspecto limpio. Puede utilizarse sólo en las zonas más propensas a los nudos: cuello, detrás de las orejas, y en la parte interior de las patas. No es recomendable rapar el pelo completamente, ya que el pelo crecerá de forma más dura y perderá parte de la suavidad característica de la raza Coton, pero se puede hacer un corte tipo cachorro una vez al año si no es posible ser constante o no se tiene tiempo para cepillarlo adecuadamente. De esta forma será mucho más fácil el cepillado pero se mantendrá ese tacto agradable que tiene su pelaje.

UÑAS: se deben cortar las uñas regularmente (cada 2 meses) sobretodo de las patas delanteras que son las que se desgastan menos. Se puede hacer con unos alicates específicos para ello. Se puede hacer en casa sin problema. Sólo se debe cortar la parte blanca sin llegar a la parte rosa. Si se corta más de la cuenta, puede sangrar un poco, pero se soluciona aplicando un poco de agua oxigenada con un algodón durante unos instantes. Para poder realizar esta tarea es bueno acostumbrar al perro desde pequeño a que le toquen las patas y las almohadillas, al principio se le puede dar sólo un "masaje" para que identifique esa manipulación como algo placentero y se quede relajado y quieto.

OREJAS: desde pequeños hay que retirar los pelos que crecen dentro de los oídos, ya que con la humedad y la cera podrían hacerse tapones y generar otitis. Estos pelos se pueden quitar con la mano (no es aconsejable usar pinzas de depilar). El aspecto del oído por dentro debe ser rosado y limpio. Si se aprecia secreción de una sustancia marrón y pastosa, se debe ir al veterinario ya que puede haber infección. También es importante en la época primavera-verano el vigilar que no se le introduzca ninguna espiga en los oídos (si se hacen paseos por el campo), ya que ésta no saldrá y puede producir también infección. Después de cada paseo, hacer una revisión de su pelaje.

OJOS: deben limpiarse regularmente con un poco de suero o simplemente agua para eliminar las legañas. Algunos cotones son especialmente sensibles y lagrimean constantemente. Si los pelitos del lagrimal cogen un tono rojizo un poco antiestético, se pueden cortar sin problema.

PIES: no es necesaria una limpieza especial en los pies, pero sí es conveniente cortarle los pelitos que crecen entre las almohadillas para que estén lo más secos posible y así evitar que se puedan formar hongos. Si estos pelos se mantienen cortos también se garantiza una mejor adherencia de las almohadillas al suelo.

DIENTES: a partir de un año se le pueden dar huesos de buey para masticar. Esto ayudará a prevenir la formación de sarro. También se pueden utilizar otros medios para mantener una correcta higiene bucal y un mejor aliento: pastas para masticar, dentífrico para perro, etc…. Cada 2 años es conveniente una visita al veterinario para revisar el estado de la dentadura, por si fuese necesario una limpieza profunda.
El Coton es un perro todoterreno: hierba, barro, playa, bosque… su pelaje no lo hace ser un perro de mírame y no me toques. Hay que dejarlo que se revuelque y disfrute. Después, un cepillado (cuando esté seco) lo volverá a dejar como "nuevo".





OBJETOS INDISPENSABLES PARA UN BUEN MANTENIMIENTO:

- Un peine de púas largas y separadas para el cepillado.

- Un cepillo de púas metálicas sin bola al final.

- Champú y acondicionador.

- Secador.

- Algún spray de ayuda al desenredado para aplicar en cada cepillado.

  INICIO | EXPOS | VARIOS | ESTANDAR | HISTORIA | ASEO | CONTACTO | NUESTROS COTONES | CACHORROS | CAMADAS | GRACIAS

 

www.floresdelte.com  -  Diseñado por Pilar Romero - © 2012-2017 Todos los derechos reservados - Última actualización:  9 de Noviembre de 2017